viernes, 5 de agosto de 2016

LAS OTRAS OLIMPIADAS: UNA UTOPIA.

Hoy nos adentraremos, como cada cuatro años en eso de las Olímpiadas. Así que al que no os guste el deporte, lo lleváis crudo.

Debo reconocer que esos acontecimientos me pican, me mola ver eso de la competitividad entre países, incluso creo que es la única vez que, por ejemplo, los españoles nos sentimos patrios. No llegamos a ponernos la mano en el corazón cuando suena el himno, pero al menos, resulta grato que todos luchen por un mismo objetivo y, unidos.

Soy de la opiniõn que la UNION, HACE LA FUERZA.

Como soy competitivo, me gusta la competitividad.

Exijo juego limpio, exijo que las estrellas del deporte se comporten como eso, estrellas, y detesto el mercantilismo que hay detrás de todo este tipo de acontecimientos.

Me gustaría que el deporte estuviera más al alcance de todos, pero eso, supongo  que depende de  nuestro queridos gobernantes.... y ahora el horno no está para bollos.

A mí es que esto de las Olimpiadas me marcó mucho. Tal día como el de hoy, hace cuatro años y el día de la inaguración de las Olimpiadas de Londres, yo abandoné un hospital, después de haber estado un mes entre la vida y la muerte.

No puedo negar que esos días de post-operatorio, el deporte me hizo mucha compañía.

Hoy tengo la inmensa suerte de volver a ver unas Olimpiadas.

Hablando de Olimpiadas, de esas que no salen mucho en la TV, de esos que no son Phelps, Bolt o Djokovic; resulta que hace unos días conocí la historia de Yusra Mardini.

Con 18 años y cuando el bote en el que huía de Siria pinchó en mitad del mar, Yusra se echó al agua y arrastró la barca a nado hasta la costa griega. 

Salvó a 20 personas; y ese fue el objetivo que se marcó, salvar a unos seres humanos.

Parece ser que ella va a ser la abanderada del equipo olímpico de refugiados sin patria que competirá por primera vez en unos Juegos Olímpicos en Río 2016.

Ella ya ha dado las brazadas más importantes de su vida y se merece cumplir su sueño.

Comentan que cuando  ha visto la piscina donde iba a competir, no podía creer que fuera tan grande.

Suerte a todos los deportistas y, en especial, a todos esos que día a día intentan superarse y, a los que salvan vidas y luchan porque algun día, este mundo todos compitan bajo la misma badera.


Esta fue la noticia:
El Comité Olímpico Internacional ha permitido una selección de 10 refugiados que competirán en Río de Janeiro, formando el primer Equipo Olímpico de Atletas Refugiados de la historia. Forman parte de este equipo dos nadadores sirios, dos judocas de la República Democrática del Congo, un maratoniano de Etiopía y 5 corredores de media distancia de Sudán del Sur.
Su participación en las Olimpiadas es un tributo al valor y la perseverancia de todos los refugiados al superar la adversidad y construir un futuro mejor para ellos y sus familias”, declaró el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi. “ACNUR está con ellos y con todos los refugiados”.
Esta iniciativa llega en el momento en que más personas que nunca se han visto obligadas a huir de sus hogares a causa de los conflictos y la persecución. Este equipo que los representará en Río espera dejar entrever al mundo su capacidad de resiliencia y sus talentos sin explotar.

4 comentarios:

  1. Juegos Olímpicos, corazón. Lo que estamos viendo son los Juegos. Olimpiada es el periodo de cuatro años que va de unos Juegos a otros. Y yo me lo paso como los indios. En estos 16 días de gloria no veo otra cosa. Por fin todos esos deportistas de verdad que nunca salen en las noticias tienen su protagonismo. Esto sí es deporte con mayúsculas y no lo de la secta del fútbol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que a los Ronaldos y cia no los aguanto.

      Eliminar
  2. Se nota que te gusta, y sinceramente celebro que pasara aquello en las de Londres, pues se nota que sabes lo que te gusta...

    ResponderEliminar