jueves, 19 de mayo de 2016

DE LOS CONTRATOS BASURA Y OTRAS BASURAS YA CONTRATADAS.

En algún lugar del mundo a 17 de mayo del año 16.

Os voy a contar una historia real.

No desvelaré al pecador; pero si, al pecado.

Me cuentan que una persona de 50 años salió un día al mercado laboral a buscar trabajo, después de un año de baja médica.

Después de algunas entrevistas y visto como estaba el panorama, recibe la llamada de una empresa que él conocía y de la que tenía una buena impresión.

La entrevista fue positiva y deciden contratarlo.

Eso sí, la empresa exigió a esta persona, título universitario y referencias para un trabajo de atención al público por el que no cobraría ni 1000 euros.

Como el hambre apretaba aceptó.

También es cierto que la responsable de la empresa le dijo que se le contrataba por períodos de tres meses y que llegado el año se analizaría la posibilidad de que se quedara fijo. No puso ninguna pega, cómo para poner pegas estamos.

La persona comienza a trabajar y empieza su desilusión.

Compañeros quemados por el trato que les dispensa la empresa, muchos problemas a nivel servicio, una formación recibida escasa y mala, y encima, presión constante para cumplir objetivos; unos objetivos complicados de cumplir, por los que se supone que cobraría un incentivo..... bueno incentivo, incentivo, no: limosna.

El día a día era desesperante, cuando no había una queja de un cliente, había dos y cuando no, no había línea informática.

Comenta esta persona que nunca había recibido tantas faltas de respeto, e incluso por los propios compañeros en cargos superiores que, se lavaban las manos, en cualquier problema que se suscitara con los clientes. Todo lo que aprendió a lo largo de su vida profesional en eso de servicio al cliente, aquí se derrumbó....... mo existía servicio al cliente.

Eso sí, los casi 1000 euros estaban religiosamente en su cuenta todos los días 29, con lo que al menos, el consuelo lo tenía.

Llegados los tres primeros meses le renuevan pero le cambian de ubicación a una oficina en la que estaría sólo, todas las tardes, en una jornada de 16 a 22 h de lunes a sábado.

Y cuando dice sólo, aclara que más sólo que la una. Es entonces cuando los marroncillos se convierten en marrones, y los superiores parecían inmunes a ese hecho. Parecían acostumbrados a esas situaciones. Les resbalaba.

Otros tres meses y renueva.

Vacaciones y entonces resulta que para recuperar las 40 horas que no hace a la semana debe cubrir el puesto de 10 a 14:30 h y de 17:30 a 22 h; por supuesto de lunes a sabado. Esto le suponía tener que comer fuera de casa, y estar paseándose de 14:30 a 17:30 h; es decir, el trabajo le costaba dinero.

Los marrones ya se convertían en verdaderas mierdas que se enquistaban con el tiempo. Se hizo inmune a los gritos y a las quejas, incluso se hizo colega de un cliente que se le tenía que pagar 45 euros y llevaba dos meses detrás de ese dinero..... vergonzoso.

Me cuenta que sentía tanta impotencia que llegó, incluso, a sentirse desdichado; sobre todo, cuando la gente de su alrededor para consolarle le decía eso de que "al menos tienes trabajo".

Si trabajo tenía pero, a qué precio?

Legan los últimos tres meses y mi querido amigo pregunta a la responsable cual será su futuro en esa maravillosa empresa.

La responsable da bandadas pero, vaya, incluso se le da un hilo de esperanza alegando que cómo es mayor de 45 años, la empresa se puede beneficiar de esa situación. Buena la empresa que busca beneficiarse de uno que es viejo.

Mi querido amigo, después de lo vivido, incluso deseaba que no le renovaran. Más aún empieza a buscar trabajo e, incluso, lo pregona a los cuatro vientos...... a todo el mundo le resbalaba todo.

Dos meses antes del vencimiento del contrato, no sabe nada de su futuro, allí nadie abre el pico.

Un mes antes del vencimiento del contrato, no sabe nada de su futuro, allí nadie sigue sin abrîr el pico. Sólo abren la bocaza para preguntar si ha hecho producción; porque lo de los marrones, no contaba.

Resultaba que alguien con un contrato temporal, había meses que hacía más producción que los empleados fijos.... que a algunos les resbalaba el tema más que a los superiores.

Veinte dias antes del vencimiento del contrato, no sabe nada de su futuro, allí. no sólo nadie abre el pico; sino que ya incluso, hasta le evitan. Al menos consigió no recibir la llamada diaria de la responsable preguntando eso de qué has hecho. Incuso esa responsable, en su visita semanal a la oficna, se va corriendo a las 3 de la tarde para no cruzarse con su empleado.

Alega que no tiene nada que decirle...... !VIVA LA "POFESIONALIDAD"!

Advierto que no hay falta de ortografía, es que algunos en vez de profesionales con "pofesionales".

Diecisiete días antes, al menos, corrobora que no va a seguir en la empresa porque la responsable envía un mail a todo empleado en el que a él, le excluye descaradamente. Eso ya es "pofesionalidad" elevado al cuadrado.

Cuenta el afectado que llegó a sentir verguenza ajena.

Me cuenta mi querido amigo que esa sensación de impotencia que le quedó, nunca en la vida la había sentido. Decide descolgar el telefono y hablar con la "pofesional responsable" para que, por su boca, abra el pico.

Y lo abrió, para decirle que se estaba analizando, que de ella no dependía y que se estudiaba desde el Dpto de RRHH. Claro y esta persona con 50 tacos es tonta y se ha caido de un olivo.

Reconozco que yo también odio mucho a la gente que le mola marear la perdiz.

A los tres días, este buen hombre de 50 años recibe la visita de esa responsable donde la haya, y le entrega una carta diciendo que de renovar nada. Eso sí, estan muy contentos con mi amigo y encima le ofrece un posible puesto..... en Madrid. Aquí la gente, como diría mi sobrina, lo flipa.

Esa persona de 50 años se quedó con el corazón partío. Supongo que no da nada de gusto que le tiraran a la puta calle y vayas al paro; pero en el fondo, se alegró.

MORALEJA

Esto son lentejas; si quieres las comes y si no las dejas. El contrato era una basura de CONTRATO EVENTUAL POR CIRCUNSTANCIAS DE LA PRODUCCION, y esta persona de 50 años está por ahora en el paro, ganando lo mismo, si casi 1000 euros.

Algo le ha quedado claro, salvo en caso de innanición, nunca más firmará un contrato de esas características..... a robar a Sierra Morena.

Eso sí, se va con el convencimiento de que visto lo que ha visto y vivido, es un buen profesional.

Hoy ha mantenido una entrevista de trabajo y se ha dado el gustazo de contar todo, todo, todo. Para él ha sido un consuelo escuchar eso de ...... nosotros no usamos ese tipo de contratos.

P.D. Esta persona de 50 años no quiere dar el nombre del pecador, él si es íntegro, y, en el fondo no les culpa. Culpa a quien permite este tipo de basura..... Aunque el que usa basura; corre el riesgo de intoxicarse.

2 comentarios:

  1. Lo único positivo de esta historia es que la experiencia va a servirle en el futuro y que se ha quitado una losa de la espalda. Porque esa supuesta "renovación" no era tal y tú lo sabes. Dale muchos ánimos y que piense que aun le queda un futuro esperanzador y feliz.

    ResponderEliminar
  2. Se los daré de tu parte.... además le daré tu telefono, ERES LA MEJOR ASESORA DEL MUNDO. Besos

    ResponderEliminar