jueves, 19 de marzo de 2015

Eso que heredas de tu padre......

Ahora después de muchos años lo de mi apellido lo tengo asumido.

Es lo que heredé de mi padre, un apellido peculiar..... CERDÁ.

Ni os imagináis las veces que tuve que repetir eso de Cerda, no; Cerdá con acento en la -a; y las risitas y todo eso.

En algunos casos, lo de Cerdá derivaba a Sardá, e incluso, Serrat.

Por eso yo, cuando alguien va a pronunciar mi apellido, yo me adelanto para que el acento en la -a suene.

Mi querdia hermana, sí que lo llevo mal con eso del apellido. No había día que no viniera llorando y reclamando a mi padre que porque no se llamo PEREZ o GARCIA que es lo más común.

No nosotros somos Cerdá. Y aunque dicen que hay muchos yo solo conozco a mis primos y dos manos.

Bueno sí y a Idelfonso Cerdá, ese gran arquitecto que diseño todo el plan urbanístico de la ciudad de Barcelona, al que de joven adopté como tio. Su proyecto más importante fue la reforma urbanística de la Barcelona del siglo XIX mediante el Plan Cerdá, con el que creó el actual barrio del Ensanche.

Así que ya somos famosos.

Días antes de venirme a vivir a Barcelona, decidí visitar de nuevo el Castillo de Santa Barbara que se erige majestuoso en el monte Benacantil de Alicante.

En el gran salón del Castillo encontré colgado mi escudo de armas.



Indagando un poco, he sacado la heráldica de mi apellido.

Así que si tú también te apellidas CERDÁ, lo mismo te gustará saber que:
































Aunque lo mismo somos primos, o, quien sabe...... mi padre fue muy aventurero.



2 comentarios:

  1. Lo más importante que te ha dejado tu padre lo llevas dentro. El apellido al final es simplemente algo administrativo que marca nuestra pertenencia a un "clan", como ocurría en la Edad Media. Creeme que te envidio porque el amor que os tuvísteis, aunque fuese más corto de lo que deseabas. Te empapó bien el corazón. Y él vive en ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin ninguna duda.....y orgulloso de ser CERDÃ. Gracias amor.

      Eliminar