lunes, 2 de febrero de 2015

MI TRIBUTO AL TACTO: El Tacto y la Caricia de Ana M. Ferrin

INCLUIDO EN UNA SERIE DE OPINIONES PUBLICADAS EN CIAO.ES SOBRE LOS CINCO SENTIDOS.
Alicante. marzo de 2013.
Dedicado al calor que dan unas caricias.
Estimadas amigas y amigos de Ciao.
Cuando me planteé este Tributo a los cinco sentidos, quizás con el tacto era con el que más clara tenía la idea para el desarrollo de la opinión.
He aprovechado para a través de las cuatro anteriores opiniones sobre los cinco sentidos, plasmaros un poco el cómo soy y, sobre todo, el cómo estoy. Ha sido un verdadero placer poder contar mis experiencias y, sobre todo, mi situación no sólo física sino también emocional. Después de casi más de un año llevando esto, he llegado a la conclusión que la vida es muy bonita pero es muy dura y que la lucha, creo que vale la pena, sobre todo, por toda esa gente que lucha conmigo en mi enrededor, que me apoya y que siempre tienen en su boca una palabra de ánimo, una sonrisa que puedo ver, un susurro de aliento, un aroma que regalar y, lo más importante un abrazo y una caricia en los momentos en los que uno se derrumba que ya son menos.
Como buen Piscis, siento mucho de las artes, intento formarme e informarme y este libro me ayudó a entender que la lucha vale la pena y que si no me puedo defender con otra cosa, las manos pueden ser el mejor medio de expresión, el más universal incluso. Hasta cuando vamos al extranjero y no conocemos el idioma las manos juegan un papel primordial para preguntar donde esta esa calle, o tengo hambre, y por supuesto, hoy por hoy no os podéis imaginar el valor que le doy a una caricia. Es el tacto, y de esto sabe mucho, la persona a la que está dedicada este libro que se titula El Tacto y la Caricia. Si os digo que en el libro la Autora Ana M. Ferrin nos habla deJosep Maria Subirachs, muchos diréis pero ¿quien es éste?. Ya veréis cuando a lo largo de la opinión conozcáis lo que este hombre ha hecho diréis contra qué grande, pero ¿éste es el tió que ha hecho esto?, porque, a veces las obras de un artista superan al mismo artista.
Adentraros conmigo, por favor, en el mundo del tacto, de las manos,de la piel, de las caricias y de la escultura de la mano de Ferrin y Subirachs, el gran escultor de las grandes obras, vaya es que no me puedo callar, ya os he dado una pista.

1. EL SENTIDO DEL TACTO

Yo creo que sin el TACTO, ahora por Dios no podría vivir, así que nunca me lo quites, por favor. Fijaros si es importante que, por ejemplo mi hermana dice que en lo primero que se fija cuando conoce a un hombre es en las manos, dice que le gusta que sean grandes, fuertes y de nudillos grandes. La entiendo porque unas manos grandes dan sensación.

El tacto pertenece al sistema sensorial cuya influencia es difícil de aislar o eliminar. Un ser humano puede vivir a pesar de ser ciego, sordo y carecer de los sentidos del gusto y el olfato, pero le es imposible sobrevivir sin las funciones que desempeña la piel. 
 de fuerza y de seguridad. Cientificamente,'''el sentido del tacto''' es aquel que permite a los seres humanos percibir cualidades de los objetos y medios como la presión, temperatura, aspereza o suavidad, dureza, etc. En el ser humano se considera uno de los cinco sentidos básicos. El sentido del tacto se halla principalmente, no sólo en la manos, sino en toda la piel, órgano en el que se encuentran diferentes clases de receptores nerviosos que se encargan de transformar los distintos tipos de estímulos del exterior en información susceptible de ser interpretada por el cerebro.

En muchos aspectos, el tacto es difícil de investigar. Todos los demás sentidos tienen un órgano clave que puede ser estudiado; para el tacto, ese órgano es la piel, y se extiende por todo el cuerpo. Las manos son, para mí, la parte del cuerpo que mejor expresa el tacto.

1.1 MOMENTOS EN LOS QUE EL TACTO TRANSMITE SENSACIONES A LA MENTE

Quiero destacar los TACTOS, los buenos tactos que las manos o la piel, nos pueden transimitir agaradables notas de sensaciones a nuestro cerebro:
- Primero de todo, una caricia, fijaros simplemente eso, una caricia.
- Me encanta entrar en la cama con las sabanas limpias, la piel experimenta una sensación que se acrecienta unido al olor a limpio.
- Taparse con una manta cuando tengo frio.
Y quizás, y como nunca el abrazo de dos cuerpos desnudos, ese momento en que las dos pieles se funden en una y suenan trompetas celestiales..... mejor cambiar de tema, ahora mismo, se me está erizando toda la piel que habito.
Y como tributo al tacto, voy a poneros algunos ejemplos en los que el tacto se hace obra de arte, en el que el tacto incluso se embebe de la relación con el resto de los cuatro sentidos:
- No os perdáis esta escena de la película Gost: https://www.youtube.com/watch?v=S-EAWnTEf_E. Aquí vemos a Demi Moore como amasa el barro, vemos al Schwayze por detras abrazandola y acariciandola, que suerte algunos, y a la vez escuchamos la melodía que hizo famosa esta escena. Aplausos.
- Si alguien supo pintar las manos como nadie ese fue, sin duda Miguel Angel: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/miguel_angel.htm.l Basta con ver las manos, y más concretamente los dedos de Dios y el Hombre en la pintura de la Creación que adorna el techo de la Capilla Sixtina.
- Y si alguien supo mejor que nadie esculpir las manos y en definitiva todo el cuerpo ese fue Rodin: http://www.fotolog.com/kokoro_seikatsu/35220934/
- Y como ejemplo de que, a veces las manos nos hacen, incluso divertirnos recuerdo un espectaculo que pude ver en Barcelona, titulado Teratro de sombras chinescas: http://www.redescena.net/espectaculos/ficha.php?id=20686. En este espectaculo, las manos hablan, no tengo nada más que decir y ni más ni menos.

2. DESCUBRIENDO A SUBIRACHS

Os voy terminando de dar las pistas definitivas para que descubráis a este grande, entre los grandes.
Yo soy fan de Gaudí. Bueno soy fan de mucha gente, pero en lo que se refiere al arte de lo arquitectónico este señor me encanta, quizá porque yo también sea pelín exagerado como él. En cada viaje mío de trabajo a Barcelona, no ha podido faltar un paseo por las Ramblas para ver sus edificios, o una vista a la Sagrada Familia, que yo casi la conocí medio empezada, y he podido ir viendo como se ha levantado.
Pues bien, un día me paré a admirar, y digo a admirar con los ojos de platos, las esculturas que se encuentran en la Sagrada Familia en la Fachada de la Pasión, tranquilos que esta la foto puesta, y claro me quedé atónito y con ganas de saber que humano ha podido hacer eso.
Pues ese humano tenía un nombre, Jose María Subirachs o Josep María Subirachs, para mí unos de los mejores escultores que hoy por hoy tenemos.
Subirachs nació en Barcelona en 1927, y no sólo es un escultor, también luego descubrí que es pintor, grabador, escenógrafo (arte lo que creo para la obra "Esperando a Godot") y crítico de arte español. Es uno de los escultores españoles contemporáneos con más prestigio internacional, como puede verse en sus múltiples galardones y reconocimientos recibidos, así como en la presencia de su obra en numerosos museos y lugares públicos de ciudades de todo el mundo, principalmente Barcelona. También ha participado en una gran cantidad de exposiciones tanto colectivas como individuales, en museos y galerías públicas y privadas.
De sus manos han salido obras tan importantes como:
- En el Santuario de la Virgen del Camino en León, realizó la monumental fachada con las figuras de los Apóstoles, así como cuatro puertas, un altar en la explanada exterior y diversos elementos del interior, como el sagrario, crucifijos, candelabros, ambones, lámparas y la pila bautismal.
- En el Monasterio de Montserrat en Barcelona, realiza distintas esculturas situadas en diversos lugares emblemáticos de su recinto eclesiástico: la primera fue la Cruz de San Miguel, situada en la plaza de la Santa Cruz.
- Los relieves de la fachada del Ayuntamiento de Barcelona.
- Y sobre todo, la obra suprema de Subirachs ha sido la decoración escultórica de la Fachada de la Pasión del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona, que realizó entre 1987 y 2009. Para esta obra vivió y trabajó por un tiempo en una modesta vivienda situada en el interior del propio templo de la Sagrada Familia, a imagen y semejanza de su ídolo, Antoni Gaudí.

3. EL LIBRO DE ANA M. FERRIN: "EL TACTO Y LA CARICIA"

La autora se plantea este libro, también un poco avocada no sólo por el genio de Subirachs, sino por la admiración que ella siente por la obra de Gaudí.
Atentos, el libro hace honor al título porque las tapas que son duras están labradas con relieve emulando el tacto y la caricia.
3.1 FICHA TECNICA DEL LIBRO
Con esa espectular presentación, dentro nos encontramos una espectacular visión biográfica del autor.
Autora: Ana M. Ferrin
Idioma: Español
Encuadernación: Tapa dura con relieve al tacto.
Contenido: 606 páginas
Material ilustrativo: 200 fotografías.
Editoral: Experiencia
Precio: 42 euros
3.2 LOS TACTOS DE SUBIRACHS VISTOS POR ANA M. FERRIN
En sus más de 600 páginas con más de 200 fotos, Ana M. Ferrin cuenta la trayectoria del Subirachs en tres etapas:
- Su participación en la Bienal de Amberes de 1955, de donde partió su trayectoria internacional.
- Las 13 figuras de bronce para la fachada del Santuario de la Virgen del Camino, en León.
- El sí al encargo para las esculturas de la Fachada de La Pasión en el templo de la Sagrada Familia, en Barcelona, obra del arquitecto Antonio Gaudí.
La verdad que Ana Mª Ferrin, lo tuvo fácil porque también ha escrito una biografía de Gaudí más otros dos libros sobre la Sagrada Familia.
El libro se organiza en ocho capítulos que cuentan la vida y obra del artista con una escritura fácil y amena que se agradece en los libros que son biográficos y, sobre todo, denotando gran dominio y documentación sobre el artista. adornando cada página con anecdotas que acentúan que la lectura sea sencilla y rápida.
Del libro yo os voy a resaltar dos curiosidades:
- El intento de compra por parte del Barón Thyssen del Cristo Crucificado que pende en lo alto del portada de la Sagrada Familia.
- La controversia que surgió con las dimensiones de la figura de la Resurrección. Al final y por imposición la figura quedó en 5 metros por imposiciones, pero Subirachs la había concebido para que midiera 7 metros, bueno eso de mínimo.
Y fin, nada más que deciros ni del tacto, ni del olfato, gusto, tacto y vista.
Esto lo he hecho poniendo mis cinco sentidos a vuestra entera disposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario