sábado, 4 de octubre de 2014

MERCADO CENTRAL DE ALICANTE: UN PUNTO DE ENCUENTRO

- Bueno pues quedamos a las tres, dijo él.
- Pero, !Dónde nos vemos!, dijo ella.
Cualquiera que sea de Alicante podrá adivinar donde hubieran quedado esta pareja que se acaba de conocer.
Es que es cierto, tengo 48 años y en infinidad de ocasiones, todos alguna vez hemos quedado en la puerta del Mercado.
Y es que el Mercado Central de Alicante no es sólo ese espacio donde comprar, pescado, carne, verdura o demás. Por su ubicación siempre ha sido el centro de quedadas de muchos alicantinos.... y mucho más porque lo hábitos de los alicantinos han cambiado y el Mercado ahora hasta es.....un sitio de marcha los sabados al café.
Acompañarme a que os lleve a un paseo por el Mercado Central de Alicante y los hábitos de los alicantinos.

EL MERCADO CENTRAL DE ALICANTE


El Mercado Central de Alicante está situado en pleno centro de la ciudad, en la avenida Alfonso X el Sabio, calle que vertebra la ciudad y la divide en dos y que se haya perpendicular al mar.
Es un edificio modernistas con gran profusión de ornamentos modernistas que fue diseñado por Enrique Sánchez Sedeño y construido en 1921 por Juan Vidal Ramos.
Este arquitecto es uno de los alicantinos más importantes y de más renombre. Edificios tan importantes como la Casa Carbonellla Casa Lamaignèrela Diputación Provincial de Alicante, el antiguo Hospital Provincial ( en la actualidad sede del MARQ- Museo Arqueológico), la Casa de Socorro, el desaparecido cine Monumental, la casa Bergé, y un gran número de edificios emblemáticos de Alicante son obra de este arquitecto que, a su vez, también escribió poemas tan conocidos como el de la Coca amb tonyna y Alacant que guapa estás, que recuerdo que siempre estaba en boca de mi abuela.
El edificio es de planta básicamente rectangular, aunque a la derecha de la puerta principal, se proyecta una torre coronada con una cúpula, a modo de ROTONDA.
La fachada más emblemática, y sobre la que se situa la puerta principal, es la que recae sobre la avenida de Alfonso X el Sabio, realizándose el acceso a ésta a través de una gran escalinata.
La fachada trasera recae a la Plaza del 25 de mayo, plaza de una hermosura espectacular y donde además se sitúan los puestos para comprar flores más un bar con terraza que ahora como luego os contaré es centro del tardeo alicantino del sábado.
Si nadie dijera que es un Mercado, muchos se creerían que es una catedral. De hecho, en el espacio interior hay tres naves como si de una Basilica se tratara, donde se agrupan los puestos de venta formando manzanas alargadas en el sentido de la puerta principal. hace muy poco que fue reformada de la inicial disposición para generar un mercado moderno, más espacioso, con más luz y más accesible para todos.
Estructuralmente la construcción se resuelve con las nuevas posibilidades que la técnica ofrece para que el interior sea de lo más diafano posible. Sin duda una excelente iluminación interior que resalta todos el colorido de productos que dentro uede encontar.
En el exterior del edificio nos encontramos materiales ligeros y acristalados en los laterales, y con ladrillo, típico de la zona, en las fachadas principales.
El estilo es una mezcla de lo mucho de modernista que el arquitecto predicaba desde el arco de la entrada principal, el juego de texturas en los materiales, los azulejos, mezclados tambiíen con elementos herreriano y jónicos.
Yo siempre he afirmado que Juan Vidal Ramos es el Gaudí alicantino.

EL MERCADO CENTRAL Y SU HISTORIA

Nuestros mayores siempre te contarán eso de que el Mercado Central de Alicante, junto con otros puntos de la ciudad, fueron bombardeados por la aviación fascista italiana, durante la Guerra Civil Española.
En ese bombardeo muchos cuentan que murieron niños y por favor, a los pequeños que no los toquen. Muchos me han contado lo dantesco que resultó esa situación y que no vale la pena recordar...'''las malditas guerras'''.
Y claro una curiosidad, a la izquierda de la entrada principal todavia esta el toryo de palmera que en 2012 se cayó de golpe sobre la entrada principal.... esto recuerda a otra ciudad que ultimamente se le caen todos los árboles.
Flanqueando la entrada pricipal, uno de los kioscos más típicos de Alicante, si queréis comprar rico turrón ese el mejor sitio, turrón artesano.
Las escalinatas de la entrada principal, el principal centro de reunión y, no en vano, basta con pasearse cualquier tarde que el mercado está cerrado para encontrarse con infinidad de jóvenes y no tan jóvenes que se sientan en sus escaleras.
Por otro lado, el acceso al mismo, no sólo se realiza por la entrada principal, sino que también se accede por la rotonda a la izquierda de la entrada, en el lateral que linda con la calle Calderón de la Barca y por la plaza de la que os hablé ubicada a las espaldas de la entrada principal.
Por cierto, se me olvidó decir que en esa plaza también se ubica un pequeño espacio para ayuda a los más necesitados, donde no sólo recibes asesoramiento, sino que funciona como una pequeña biblioteca para todos esos que no tienen acceso a los libros.

EL INTERIOR DEL MERCADO

Como os comenté anterirormente el Mercado Central de Alicante se organiza en una planta semisotano y la primera planta.
En el semisótano se ubican todos esos puestos especialistas en el tema de pescados y verduras y frutas. Los mejores pescados de Alicante, sin duda tienen un lugar importante en cualquiera de los puestos que nos podemos encontrar.
Las frutas y verduras hacen de esta zona una yona de colorido espectacular.
Nunca olvidará a mi amigo Kike, gran pintor alicantino cuando me decía que el cada vez que iba a pintar un cuadro se perdía por esta zona porque el colorido de las verduras le inspiraba y le servía para pintar sus cuadros. Y la verdad que luego ese colorido se plasmaba en todas sus obras.
En la primera planta predomina el rojo, porque es la zona que se dedica a la carne y todos sus derivados, ya me entendéis.
El acceso por la rotonda hacia la primera planta se realiza a través de una escalera mecánica, de la misma forma que el acceso por la plaza trasera del Mercado a la planta semisótano.
Un común denominador en todo ese espacio interior.... Sin duda predomina la luz, el espacio y la limpieza.
Muchos son los recuerdos que me embargan cada vez que ahora lo visito porque mi nueva casa justo está al lado del Mercado. Todos los sábados, mi señora mamá y un servidor bajamos al Mercado con ese carro azul que primero bajaba vacío y luego venía cargado de ricas viandas.
La señora Isabel, cada vez que yo la decía ese de menudo coñazo eso de bajar al Mercado, me tapaba la boca diciendo eso de niño cierra el pico que allí está todo más barato y es fresco....... eso repetido miles de veces tirando del carro por esa cuesta que llevaba a mi casa era lo que más retumbaba en mi mente. Pero es que la señora Isabel era una hormiguita, y sabía dónde comprar.

EL MERCADO EN LA ACTUALIDAD

Y es que esté en pleno centro, así que es inevitable que no pases por el Mercado si te mueves por Alicante.
Dentro del caos de tráfico de la ciudad, es de agradecer que haya un aparcamiento subterráneo en la misma Avenida Alfonso el Sabio, por lo que la gente que viene de fuera lo agradece.
Ayer hablando con la señora donde compro la verdura me comentaba que ahora la gente ha perdido esa tradición de comprar en el mercado debido a la competencia de los pequeños y grandes supermercados, Eso sí a mi lado había una señora de entrada edad que me decía que ella siempre ha comprado en el Mercado.
Pues bueno, hoy por hoy el Mercado Central de Alicante se ha convertido en el sitio más emblemático de la movida alicantina.
No hay alicantino que se precie y que no practique eso del tardeo que no empiece el mismo en la plaza del Mercado y es que, amigos y amigas aquí las cosas han cambiado una barbaridad.
EL TARDEO ALICANTINO
Imaginaros, Jose que vuelve a su tierra después de estar trece años en Madrid. Jose que pasea un dia a las tres de la tarde por la calle Calderón que termina en el Mercado y Jose que se queda con los ojos como paltos al ver la avalancha de gente, más bien joven, que está haciendo algo que se puede denominar parecido al botellón en la plaza y a las tres de la tarde.
De todos es conocido el dicho popular ese de alicantinoborracho y fino pero claro, eso ya rozaba el alcoholismo.
Blanquito me quedé y claro es que luego me comenta mi sobrina, musa de la movida alicantina, que ahora los alicantinos empiezan ya la marcha el sabado después de comer, a eso de las tres, y suele empezar en esa plaza para luego dirigirse las ordas bárbaras a la calle Castaños para luego invadir la zona centro.
No os podéis imaginar el aspecto lamentable con que quedaba la plaza después que las ordas bárbaras desaparecieran...... inmediatamente los servicios de limpieza tenían que ponerse manos a la obra. Entre eso y que patinadores, monopatines y demás tomaban la plaza por la tardes entresemana, hicieron que los vecinos elevaran una enérgica queja al Ayuntamiento y, éste pusiera sus soluciones.
Ahora sigue el comienyo del tardeo en la playa pero sólo si estas en las dos terrazas de los dos bares que allí se ubican, terminantemente prohibido lo del botellón, pero es que es verdad, si bebes no conduzcas y si bebes limpia lo que ensucies.
Tu diversión que nunca moleste a la diversión de los demás, seamos más ciudadanos y más humanos....
y para finalizar:
Sólo creo qu me queda decir que el Mercado Central de Alicante, también conocido como, Mercado de Abastos es una obra dentro de mi ciudad.
Inaugurado en 1921 con una superficie de venta de 11.100 m2 pone a nuestra disposición 292 Unidades Comerciales, sin duda, una oferta impecable.Es importante, para los que vengáis a visitar Alicante que sepáis que su horario es:
  • De lunes a viernes: de 07:00 a 14:30 horas.
  • Sábados y vísperas de fiestas: de 07:00 a 15:00 horas.

Y como colofón que sepáis que se ubica sobre la muralla del S. XVIII, esa que siempre está presente en cualquier excavación que se hace en Alicante, y es que Alicante, tiene mucha historia, y yo me siento orgulloso de formar parte de ella.Nada, si algún día nos vemos llenando el carro, por favor, darme un toque para tomarnos un café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario