sábado, 27 de septiembre de 2014

UNA VIDA VISTA DESDE EL AGUA.... EL AGUA DEL MAR.


El mar. La mar.
El mar. ¡Sólo la mar!
¿Por qué me trajiste, padre, 
a la ciudad?
¿Por qué me desenterraste 
del mar?
En sueños la marejada 
me tira del corazón; 
se lo quisiera llevar.
Padre, ¿por qué me trajiste 
acá? Gimiendo por ver el mar, 
un marinerito en tierra 
iza al aire este lamento: 
¡Ay mi blusa marinera; 
siempre me la inflaba el viento
al divisar la escollera!

Nunca os lo he dicho pero soy Piscis, pero muy Piscis. Eso tiene sus impliciones. Soy creativo, tonto, creativo, muy tonto y eso; siempre estoy en la luna. 

Por eso será que cada vez que pongo un pie en la tierra, prefiero quedarme en el mar.

Para mí el mar no es mar, es la mar. El mar es paz, calma, tenue suavidad, espuma, olas; por eso es azul. El mar tambien es bravo, de ahi, el oleaje pero siempre viene la calma; a veces, la calma chicha.

Me gusta la gente que le gusta el mar, me gusta Rafael Alberti que escribió lo que habéis leido antes.

Me gusta la gente que le gusta el mar. Suelen ser gente creativa, constante en sus ideas, amables, originales, fieles, activos, azules, claros, únicos, creo que siempre se caracerizan porque son únicos, y transmiten eso, ilusión y ganas de vivir.... irradian vida y la vida es bella.

Me gusta la gente como tú.

Permitirme y acompañarme en un paseo por el fondo del mar.....................









Desde hace mucho tiempo no me habia encontrado con algo tan bello, es todo color, es vida.

Pues ahora la sorpresa, esas fotos no están sacadas del fondo del mar. Esas fotos son de una pecera, sí, una pecera de las peceras de casa....de esas que, a veces, incluso decoran.

Pero esta pecera tiene la suerte de ser amiga de alguien que le gusta el mar, alguien que es 
gente creativa, constante en sus ideas, amable, original, fiel, activo, azul, claro, único, creo que siempre se caraceriza porque es único, y transmite eso, ilusión y ganas de vivir. Le gusta el mar.

Quiero dejar claro que no soy amigo del cautiverio y las peceras pueden parecer jaulas. Esta pecera no es eso. Los habitantes de esta pecera tienen tanto color como el color de los hijos que aman a sus madres. Perdonar pero me dejó maravillado porque en esa pecera había vida, toda la vida que él le daba....porque sus manos dan vida y color.

Es una suerte para mí conocer a gente tan especial como Adrian que de algo que parece una jaula saca vida. El mima, cuida, e incluso habla con los habitantes de su mundo. Los alimenta, los reconforta e intenta que estén bien. Lo mejor de todo es que lo consigue ... se le nota en la mirada que es una pasiõn.

Esa jaula que decora las casas y que solemos llamar PECERAS, Adrian la eleva al nivel de arte.

Ni Miró ni Dalí, consiguen tanto color......... artista del agua y artista en el mar.

Daros un paseo por el mar, por favor, acompañarme para que comprobéis la maravilla que en estos últimos días he descubierto.

Esto es un viaje ............... UN VIAJE POR EL AGUA COMO DEL MAR

Grande ámigo y que sepas que gente como tú, necesita el mundo.

Nos vemos ..... en TABARCA.

El mar es absoluto, o la absoluta calma, o la absoluta soledad, e incluso absoluto miedo, pero siempre la mar es vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario