jueves, 3 de julio de 2014

MAS QUE UNA VIVENCIA, UN LUJO.

LA VIDA VISTA DESDE LOS OJOS DE UNA INVIDENTE.





Lo de Carmen es único.

Cuando una invidente, te dice a la cara eso de no seas fino y no me llames invidente, soy ciega..... todo te descuadra.

Pues bueno querida amiga, porque quiero que seas amiga durante mucho tiempo, y aunque no te gusta que hablen de ti, has dado con un especialista en hablar de los demás.

La grandeza de Carmen no es que es ciega, no, la grandeza de Carmen es que con 1.60 de estatura, un cuerpo super-frágil, casi etéreo, transmite paz, mucha paz, casi es como cuando te tomas un lexatin y vas sintiendo la relajación a costa del psicotrópico.

¡¡¡¡Grande Carmen¡¡¡¡

Esa mujer nos dejo a todos con la boca abierta y yo viví con ella una experiencia religiosa porque me tocó.

Me dijo que quería conocer a ese tío de voz potente y posó sus manos sobre mi cara y con sus diez dedos recorrió cada uno de los rincones de mi faz. Nunca había vivido, ni sentido algo así.

Yo que no soy sofista, cuando terminó, le pregunté que le había parecido mi jeta; y ella me puso las manos en los hombros, recorrió mis brazos hasta llegar a mis manos, se las acercó a sus labios y las besó. Me callaré lo que me dijo al oído.

Ella quería conocerme y os cuento por qué.

Carmen es una de las muchas mujeres que ha superado un cáncer de mama. ¡Grandes esas mujeres¡.

Mientras Carmen nos explicaba cosas de su vida en su charla, hizo algo que dejó a todo el auditorio mudo, algo que no estaba preparado.

Carmen se levantó, se quitó su blusa y nos enseñó su cuerpo, desnudo y sin su pecho............. por qué a ella le extirparon su pecho.

Reconozco que en la sala no se oyó ni un murmullo, algunos apartaron la mirada, otros se pusieron la mano en la boca.... pero yo; con todo mi papo, me levanté de mi asiento, grité un BRAVO y me puse a aplaudirla.... vamos como si hubiera terminado de cantar "La Traviata".

Todos hicieron lo mismo.......... pero todavía me pregunto por qué reaccioné así.

Así que ella quería conocer al de la voz profunda que le gritó BRAVO.

Y es que eres BRAVA, mujer.

Carmen me confesó dos cosas:

1. Lo hizo porque no tiene vergüenza de su cuerpo..... pero también le ayuda el no ver, así no ve las reacciones pero percibe. Ella no ha visto su cuerpo sin pecho y dice que le pide a dios un momento de vista para verse. Sólo puedo decir...... Uf¡¡.
2. Un consejo, nunca preguntéis a un ciego eso de cómo ve los colores.... no los ven, contra. Ella es ciega de nacimiento y dice que intuye que el negro es lo que ella normalmente siente, pero porque todo el mundo cuando nos hacemos los ciegos decimos que vemos negro.

Y yo luego voy y me quejo de un dolor de cabeza.

Esta gente son las que dan razón a la existencia, simplemente por su lucha personal se merecen algo maravilloso.

Carmen, me gustaría ser Dios. Si lo fuera tendrías un sitio a mi vera.

Todo un lujo, conocer a personas como ella.

Todo un orgullo amiga.

Tu seguro servidor, Jose, el de la voz profunda......

3 comentarios:

  1. Este Jose, el de la voz profunda si es único. Te recuerdo que soy ciega, me lo han tenido que leer y me ha sonado de maravilla. Gracias amigo, tu sí eres grande.....se necesita gente como tú que minimice las cosas y les de ese estilo que has infundido en este artículo. Sólo un gracias... pero me hubiera gustado que dijeras lo que te dije al oído. Sé feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Me dijo que estaba triste y acertó... pero también me dijo que era resultón jajjajajajajaja

      Eliminar
  2. A mi madre se la llevó un cáncer de mama inesperado, brutal y sin cura posible. De los malos. Mujeres como Carmen, que lo luchan, que tienen la posibilidad de superarlo y de sentirse felices por estar vivas aunque les falte un pedazo, me parecen increíbles. Auténticas mujeres por las que vale la pena mirarse en ellas y tirar para adelante. Muchos besos a los dos.

    ResponderEliminar