domingo, 4 de mayo de 2014

LOS DESTERRADOS HIJOS DE EVA

LA VIDA VISTA DESDE LOS OJOS MIOPES DE UN IDEALISTA


A Hugo Neyda le conozco desde hace 48 años.


Hugo nació en Alicante concretamente, en el Barrio de Santa Cruz, el típico barrio alicantino y cerca de la Ermita de San Roque además.


Es Piscis y, un buen Piscis, soñador, creativo, romántico, idealista, respetuoso, alguien que no pasa desapercibido y alguien con un hombro y espaldas anchas en el que puedes confiar.


Culto e inquieto, preocupado y comprometido; y, sinceramente yo que le veo desde fuera estoy convencido que la vida no ha sido justa con él.


Pero es un luchador nato, alguien con el que me gusta hablar porque cuando hablas con él, te hace sentirte a gusto, y lo más importante, sabe escuchar. El mayor defecto de la sociedad actual, no escuchamos.


Ahora está en una fase muy creativa de su vida, por eso quiero saber cómo se siente y, sobre todo que me presente algo de lo que sé que se siente muy orgulloso, algo que ha venido escribiendo con experiencias, sus experiencias vividas en estos dos últimos años.


Algo que ha dado en titular Los desterrados hijos de Eva, un libro autobiográfico que algún día dará que hablar.

Me reúno con él en la terraza de mi nueva casa y le dejo que me cuente las experiencias de un hombre idealista con vista cansada y con mucho que decir.


YO: ¿Por qué Los desterrados hijos de Eva?
HUGO: Bueno quería buscar un nombre único y enseguida me acordé de una parte de la Salve que dice eso de "A tí suspiramos, los desterrados hijos de Eva" y me gustó. No sé, los hijos de Eva sufrieron el pecado de su madre y yo he contado los míos.
YO: ¿Has pecado mucho?
HUGO: Bueno, digamos que si pusiéramos en una balanza en un 50 %, pero mis pecados siempre han sido veniales.
YO: ¿Qué te llevó a escribir el libro?
HUGO: Bueno tú mejor que nadie lo sabes, después de un pequeño problema de salud padecí insomnio y para acompañar a mi amiga Soledad me puse a escribir un libro que empieza un Julio de 2012, con un hecho que ha marcado mi vida.
YO: ¿Es lo primero que escribes?
HUGO: No. He escrito siempre pero siempre me ha dado vergüenza que la gente lo leyera. Lo primero que escribí digno, se publicó en una cosa que patrocinó la Diputación de Alicante y que se llamó El libreto del Dex-amor. Yo escribí un texto que acompañaba un grabado del artista alicantino Ricardo Olivares que se llamó Karydis. El grabado era una alegoría de la desnudez femenina y mi texto, según me comentaron, provocó muchas erecciones. Después nació, La mujer árbol, que lo escribí en honor a mi gran amiga Mara y fue un regalo para su cumple. Ella presentó, sin decirme nada, eso en un Certamen de Cuento Erótico y gané. Gané un viaje a Canarias, que disfruté como un enano. Después de eso mucho relato corto, muchos regalos, hasta que una embolia me inspira esto que he escrito.
YO: Yo que lo he leído me resulta muy impactante, en ocasiones incluso muy descarnado, ¿era necesario que destriparas tu alma?
HUGO: Sabes creo que necesitaba hacerlo. Tú, mi hermana y mi sobrina, junto con mi mejor amiga y los señores que ahora tienen en manos el texto, sois los únicos que lo habéis leído y me sorprende que todo el mundo me diga que llora. Me ha quedado una extraña sensación porque, ese no era mi objetivo, no quería dar pena, ni inspirar tristeza, pero si es cierto que tenía muchos sentimientos a flor de piel.
YO: Eres consciente que mucha gente está pintada en el libro y que algunos no salen bien parados.
HUGO: Lo sé, pero en definitiva, era lo que me ha ocurrido, es lo que ha pasado. Quizás el peor parado sea mi propio hermano, pero en definitiva, es lo que pasó y así lo he contado. Espero que no me guarde rencor, porque yo no se lo he guardo a él. Sabes una cosa, te das cuenta de lo que tienes cuando te falta pero te das cuenta de lo que tienes cuando lo necesitas y tú lo has dado y no te lo devuelven. En estos dos últimos años he tenido muchas desilusiones, muchas situaciones complicadas, pero ahora tengo a mi alrededor lo que verdaderamente merece la pena.
YO: ¿Sientes odio?
HUGO: No creo que realmente sea odio. ¿Sabes una cosa? Muchas de las cosas que me han pasado muy en el fondo de mi corazón, las esperaba, así que no me han sorprendido mucho. Pero a lo largo de mi vida he aprendido que la gente es como es y yo no soy nadie para cambiarlas, eso sí, ahora ya he aprendido a prescindir de esa gente que no me interesa, antes los adoptaba y la carha se me hacia muy dura.
YO: Para todo el que nos lea ahora, ¿Qué se va a encontrar en Los desterrados hijo de Eva?
HUGO: Pues el libro cuenta mi historia, la historia de Ramón que un día sufre una embolia y se da cuenta que la vida es efímera pero que es bella, y se agarra a la vida como la rémora al tiburón. Pero los verdaderos protagonistas de la historia son todos los desterrados hijos de Eva que se cruzan en la vida de Ramón, desde la viejecita Ana que le ayudó a vivir, Miguel que cargó con él para meterlo en un taxi y llevarlo al hospital, hasta Lola, una enfermera que lloraba porque Ramón no quería llamar a nadie, o Paco que murió en la habitación donde Ramón estaba ingresado. En definitiva es la historia de mucha gente, gente buena y gente no tan buena a ojos de Ramón, y de cómo los seres humanos podemos llegar a ser crueles. Ramón al final, sabe que la única que le responderá es quien siempre le ha respondido, y narra la relación con su hermana, su amiga, casi su madre, la que siemore ha cuidad y protegido durante su vida. Es el sentimiento de protección que Ramón siempre ha propiciado en su vida y, con mucho, se da cuenta que vivir es bonito, y que ahora sólo se rodeará de la gente que verdaderamente le quiere. Y nunca lo olvides puedes tener un Ramón justo a tu lado.
YO: Sin ninguna duda, Ramón también soy yo.

Yo que he leído el libro puede deciros que está impregnado de mucha humanidad, además de que está escrito en una estructura muy original. Cada capítulo lleva una introducción a modo de poesía que resume el contenido del libro y me quedo con ese relato que se titula Los ángeles no tienen sexo, verdad?, en el que conoceremos la cara de la muerte, esa muerte que un día le visitó.


Este libro, y con permiso de los señores que tienen el manuscrito en un cajón, se va a publicar en este blog. Los Dueños del cotarro quieren saber cómo encaja un libro sobre la vida de una persona anónima en la sociedad de hoy, en la que lo único que se escuchan son problemas.


Así que este blog se va a convertir en una verdadera mina de vivencias, en muchas formas de vivir la vida.


El blog irá intercalando las vivencias de gente que ahora lucha, gente con algo especial, con las vivencias de un desterrado hijo de Eva.


Todo un lujo, así que avanzo que próximamente:


  • Conoceréis la vida vista desde los ojos de Ivan, un joven con una infancia muy complicada pero con un futuro muy prometedor.
  • Lo siguiente será el estreno del Prólogo del libro de Hugo Neyda. Un prologo que se titula, ¿Qué hecho yo para merecer esto?


Ese será el alimento de este blog que pretende, no ser un típico blog, pretende ser parte de vuestra vida...... una vida vista desde unos ojos marrones.

4 comentarios:

  1. Muy interesante esta entrevista... La vida nos da una de cal y una de arena, a veces muchas más de una que de otra, pero a cada etapa por dolorosa que sea hay que saberle sacar su lado positivo, aunque nos llevemos desilusiones. Me alegro infinito de que "Hugo Neyda" haya sabido dar un contenido lleno de buenas sensaciones a esa mala época de su vida y sobre todo me alegro de que nos las cuente. :)

    ResponderEliminar
  2. Las lágrimas en una lectura no siempre tienen que ser de tristeza. Pueden ser de emoción, por verse reflejado, por sentir que una parte de ti está ahí, en esas líneas. Y si este libro consigue eso es porque llega realmente al corazón. Conociéndote, no me cabe ninguna duda. Una experiencia como la tuya tiene que sacudir profundamente los cimientos de la vida, por eso me alegra tanto que hayas optado por asumirla y aprender de ella. Y lo que es mejor, compartirla con nosotros. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuándo cuelgas esos dos relatos? serían un estupendo complemento a esta entrevista.

    ResponderEliminar
  4. Osease toca la fibra, pero bien jajajajajaja excelente José

    ResponderEliminar